Ciega a Citas

Carolina Bang y Silvia Tortosa son las dos nuevas apuestas de ‘Ciega a citas’


Carolina Bang no será la única que en los próximos días aterrice en el universo de Lucía (Teresa Hurtado de Ory) y su particular apuesta materno-filial por adelgazar y encontrar pareja. La actriz Silvia Tortosa (‘La Baronesa’) también irrumpirá en la vida de Carlos ( Octavi Pujades) para poner su existencia del revés.

Covadonga, una amiga de toda la vida de Natalia que necesita un nuevo plan para su vida

Se conocieron en la Facultad y se hicieron grandes amigas. Sin embargo, la vida llevó a Natalia y Covadonga por dos caminos muy dispares. Ambas procedentes de familias bien, Covadonga optó por dejar de lado su profesión de periodista por entregarse a la lujosa vida de la jet set marbellí al casarse con Fefo.

Sin embargo, el Club de Campo, los ‘brunch’ en Puerto Banús y las fiestas repletas de glamour y champán tocan a su fin cuando su esposo termina en la cárcel por un delito de corrupción inmobiliaria destapado con la crisis económica. Arruinada y con las cuentas embargadas, a Covadonga no le queda más remedio que volver a Madrid para pedir ayuda a su amiga Natalia e instalarse unas semanas en su casa.

Durante este tiempo, Cova tendrá la oportunidad de inspeccionar a fondo el ambiente laboral en el que se desenvuelve su amiga, además de supervisar con lupa la relación de ésta con Sergio, al que considera claramente inferior para el status social de Natalia.

Silvia Tortosa, una mujer de mundo y una madre protectora

Amparo es la madre de Carlos, una mujer madura, sofisticada y de buena posición económica que viene desde Barcelona a conocer a Rebeca, la nueva novia de su hijo. Amparo ha sido una mujer muy atractiva y todavía conserva gran parte de esa belleza, así como una habilidad innata para moverse en un mundo manejado por el sexo opuesto.

Siempre fue adelantada a su tiempo y por eso nunca ha cuestionado el estilo de vida conquistador de su hijo. Eso sí, estará muy atenta a qué tipo de mujer se ha acercado a Carlos, pues cree que algunas mentes femeninas son capaces de maquinar retorcidas estrategias para embaucar a un hombre.