La locutora había tirado la toalla respecto a su apuesta con Maruchi.