La locutora descubre un cofre en el jardín de Maruchi.